Consejos, Viajes

Todo sobre el transporte en europa

Moverse entre las distintas ciudades y países de Europa suele ser bastante simple, con variedad de opciones y precios. Sin embargo, a veces puede ser un poco difícil decidir que es lo más conveniente a la hora de elegir un medio de transporte, ya que hay muchos factores a tener en cuenta. Esta es una guía básica sobre las distintas formas para moverte dentro de Europa y a que cuestiones hay que prestar especial atención.

 

AVIÓN

Hay muchísimas opciones de líneas aéreas para volar dentro de Europa, especialmente de bajo costo. Buscadores como Matrix y Skyscanner permiten comparar los precios de distintas compañías. Es importante revisar más de una fuente ya que no todos los buscadores arrojan los mismos datos.
Muchas aerolíneas low cost como Ryanair operan sus vuelos en aeropuertos alternativos que suelen en muchos casos estar bastante alejados de la ciudad de destino, asegurate de revisar la distancia y el costo del aeropuerto a tu hospedaje antes de comprar tu vuelo. Los horarios también suelen ser algo incómodos, muy temprano a la mañana o muy tarde a la noche, es una cuestión de evaluar pros y contras al comparar con otra aerolínea o medio de transporte.

 

TREN

El sistema ferroviario en Europa es muy bueno, los trenes son puntuales y modernos; sobre el avión tiene la ventaja de permitirte disfrutar de paisajes pintorescos y que no hace falta llegar con demasiada anticipación al horario de salida. Además, si contás con poco presupuesto y tenés que hacer un trayecto largo los trenes nocturnos te dan la posibilidad de ahorrarte una noche de hotel, aunque no con las mismas comodidades, claro.
Depende del trayecto que busques te convendrá una compañía o la otra. GoEuro te ayudará a comparar distintas opciones entre las que podrás encontrar Bahn en Alemania, Thello para conectar Francia con Italia, ThalysTrenitalia, entre otros.
Si tenés planeado hacer un recorrido extenso por distintos países es recomendable que hagas una búsqueda exhaustiva para comparar precios, pases como Eurail muchas veces terminan siendo más costosos que adquirir los tickets por separado. Ni hablar de agencias como Rail Europe donde los pasajes son mucho mas costosos.

 

BUS

Sin duda el medio de locomoción más barato de todos, aunque por supuesto tiene la obvia desventaja de ser mas lento que otros. No obstante, es una opción a considerar especialmente si el presupuesto es escaso y el tiempo no es un factor fundamental. De todos modos, en algunos casos no hay tanta diferencia de tiempo como podría suponerse así que es una cuestión de investigar y comparar.
GoEuro, Flixbus y GetByBus son sitios confiables donde buscar y/o comprar pasajes. Y según el trayecto, podés comprar directamente a las empresas de transporte, como BusCroatia en Croacia o Alsa en España.
Muchos de los servicios de micro de Europa incluyen varias comodidades como TV, Wifi, puerto USB para cargar el celular y venta de snacks y bebidas a bordo.

 

FERRY

Si tenés que cruzar mar para llegar a tu próximo destino, además del avión (y en algunos casos incluso el tren), una opción recomendable es el ferry. Además de ser muy cómodo podés disfrutar del mar desde otro lugar. Si tu viaje es entre las islas griegas GoFerry es la mejor opción, aunque el diseño de la página no sea de lo mas amigable. Si te querés mover entre los Bálticos te recomiendo Eckero Line, que es como un mini crucero low cost, con shows en vivo, bares y restaurantes.
Según lo que estés buscando, lo mejor es que revises foros como el de TripAdvisor para encontrar recomendaciones puntuales.

 

AUTO

Alquilar un auto ofrece una clara ventaja sobre cualquier otro medio de transporte, la comodidad de moverte con total libertad, tirar el equipaje en el baúl y llegar a lugares a los que seguramente de otra forma no irías. Sin embargo, hay varias cuestiones a considerar antes de decidirse a alquilar un auto.
Antes que nada es importante comparar los costos de hacer el mismo trayecto con otro medio de transporte, para eso no solo debe considerarse el costo del alquiler en sí mismo, sino también el del combustible, peajes, estacionamiento y seguro. Leé atentamente la letra chica del alquiler del vehículo porque es posible que sea coveniente adquirir un seguro adicional. Hay muchísimas agencias de alquiler, por lo que es fundamental buscar recomendaciones para evitar problemas. Por otro lado, tené en cuenta que por más que estés seguro de que estás manejando perfectamente es muy común encontrase con multas inesperadas incluso meses después de tu viaje, en algunos países más que en otros (ciao Italia! me llegaron €150).
En algunos casos es recomendable llevar el registro internacional de conducir, es probable que no te lo pidan pero mejor tenerlo por las dudas.
Manejar en ciertas zonas puede ser complicado y estresante, en las ciudades grandes lo mejor es moverte en transporte público. Si te decidís por alquilar un auto lo fundamental que seas una persona que disfruta de manejar y lo tomes como una aventura.

 

¿Cuál es tu medio de transporte preferido para moverte por Europa? ¿porqué?. ¿Qué experiencias curiosas viviste?.

 

Leave a Reply