Consejos, Viajes

Cómo planear el viaje perfecto

Cuando decidimos hacer un viaje empezar a organizarlo puede ser un poco abrumador, a donde ir, que ver, donde dormir… Muchos recurren a agencias de viaje para adquirir paquetes donde todo esté resuelto, pero si preferís hacerlo por tu cuenta (que además es más barato) acá te dejo algunas estrategias para comenzar a vivir tu aventura desde ahora.

Fundamental para empezar: elegir el destino y las fechas

Hay dos formas de comenzar a pensar un viaje:  ya sabés a dónde querés ir pero no definiste la fecha, o tenés el cuando pero no el donde.

Si no elegiste el destino te recomiendo estar atenta a promociones, en el último tiempo salieron muy buenas tarifas para viajar tanto dentro como fuera de Argentina, en este post vas a encontrar 10 consejos para conseguir pasajes baratos.
En paralelo, podés hacer una lista de lugares que te gustaría conocer e ir descartando mediante una pequeña investigación donde tendrás que evaluar costos, clima, actividades, etc.

Investigación inicial del destino

Una vez que sabés a dónde querés ir lo que sigue es investigar un poco que hay para hacer en el/los lugares a los que vas. De esa forma vas a poder decidir cuántos días es conveniente quedarte, armá un calendario aproximado donde puedas ensayar ciudad/cantidad de días.

Colombia 2014, armamos el itinerario para poder ir al Carnaval de Barranquilla.

Traslados

Si tenés que moverte entre varias ciudades es importante comparar entre todos los medios de transporte posibles para decidir la opción más conveniente. Si vas a viajar a Europa te recomiendo que leas este post donde te cuento todo lo que tenés que saber para moverte dentro del viejo continente.

Es importante reservar los traslados antes que el hospedaje, especialmente si tenés que cuidar el presupuesto, porque a veces viajar al día siguiente o el anterior puede variar mucho los precios. La ubicación respecto a la terminal de bus/tren/aeropuerto también es un factor a tener en cuenta.

Hace un tiempo fui de Paris a Venecia en un tren nocturno, no es lo más cómodo pero de esa forma me ahorré una noche de hotel y tiempo de viaje diurno.

Alojamiento

Lo que sigue es reservar un hotel, hostel, departamento o cualquier otro tipo de hospedaje. Prestá mucha atención a la ubicación, a veces un precio más barato en una zona más alejada termina resultando en un mayor gasto en transporte y tiempos de traslado, si te quedás poco tiempo en una ciudad quizás es mejor que tú alojamiento sea lo más céntrico posible.

Mis páginas favoritas para buscar hospedaje son Booking, HostelWorld y Airbnb, aunque también comparo precios en agencias como Despegar o Avantrip y aprovecho cuando hay opción de cuotas sin interés.

Seguro de viaje

Si vas a viajar al exterior es muy importante que cuentes con seguro médico, si tenés una emergencia y necesitás ser atendida por un profesional los costos pueden ser muy elevados, aunque no sea una situación de gravedad. Algunas trajetas de crédito incluyen un seguro de viaje básico, averiguá si te sirve antes de contratar otro servicio. Con suerte no necesites ver a ningún médico, pero por las dudas mejor prevenir.

Planear actividades (pero no demasiadas)

Una vez que tenés lo básico cubierto es hora retomar en mayor profundidad la investigación de que hay para hacer cuando llegues.

Está bueno que consultes con amigos y familiares que ya hayan visitado el lugar a donde vas para que te puedan recomendar actividades, no hay mejor recomendación que la de alguien que te conoce y sabe lo que te gusta.

En algunos casos seguramente debas sacar entradas con anticipación si querés visitar alguna atracción muy concurrida. No cuelgues, hay ciertos lugares que en temporada alta son figuritas difíciles (por ejemplo para La Alhambra de Granada hablamos de 2 meses de anticipación para visitarla en verano).

Si bien es importante saber sobre el destino al que vamos también está bueno dejar lugar para la sorpresa. Entonces, planeá para sacarle el jugo a tu viaje pero tampoco te vuelvas loca tratando de seguir cronogramas imposibles. Puede sonarte un poco contradictorio pero se trata de encontrar un buen balance, al fin y al cabo lo importante es disfrutar a tu manera.

Herramientas

Hay muchos métodos distintos donde volcar toda la información que vas juntando mientras planeás el viaje, podés anotar todo en un cuaderno de viaje, armar tus propios mapas en GoogleMaps, llevar archivos de Excel o Word, etc. todo depende de que te resulte más cómodo.

A mi me gusta hacer un poco de todo, siempre llevo un cuaderno de viaje y ahí anoto lo más importante (especialmente las direcciones de los hoteles en caso de quedarme sin batería). También me gusta armarme mis propios mapas (en GoogleMaps) de cada ciudad con los lugares que quiero ver (es más fácil organizar el día indentificando rápidamente las distancias). Además, uso GoogleSheets para armar listas y guardar links interesantes. Otra práctica muy útil si usás Gmail es generar una etiqueta para identificar todos los mails relativos al viaje.

 

Hay una frase que dice que “los viajes se viven tres veces; cuando los soñamos, cuando los vivimos y cuando los recordamos”, no te prives de disfrutar cada uno de esos momentos.

¿Vos cómo organizas tus viajes?

Foto de portada por rawpixel.

3 Comments

  1. Juana Centolla

    21 January, 2019 at 10:56

    ¡Muy buenos tips!

  2. Noelia

    21 January, 2019 at 23:43

    El seguro medico es primordial especialmente si viajás a EEUU, los costos de hospitales son carísimos.

    1. lau

      22 January, 2019 at 20:00

      Totalmente, aunque por suerte nunca tuve que usarlo allá.

Leave a Reply